Abismo







Profundo es el abismo
que nos separa,
 tan irracional y absurdo,
tan poco compasivo.
 
No tomo lo que dejas caer 
en el momento preciso,
no busco, no pregunto,
no miro.
 
Es el desierto, que asoma 
inminente, es el destino,
que te aleja poco a poco,
tan apresurado,
tan loco.
 
Brota el agua de las piedras 
y me quema, plegaria no dicha.
Tu bendición, es mi hoguera,
me abrasa, me incendia.
 
Inflama, mi alma agonizante, 
con sed insaciable de tí,
de tus anhelos, tus cuencos,
de tu saciedad siempre viva,
atesorada en la carne,
y redimida en los sueños.

Poema de Miguel E. García Salguero

Imagen de Google Images.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela