Ciudad de las Artes y las Ciencias de Santiago Calatrava

Santiago Calatrava es un arquitecto, ingeniero y escultor español nacido el Benimámet, Comunidad Valenciana el 28 de julio de 1951 y es considerado como uno de los arquitectos especializados en grandes estructuras.
Su preparación como dibujante y pintor comenzó a los nueve años  en la Escuela de Bellas Artes y a los 13 años su familia lo envió a París  en un programa de intercambio estudiantil.
En 1969 inició la carrera de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Valencia,  se graduó en 1973 e hizo un curso de posgrado en urbanismo.
Fue en Zúrich donde estudió durante cuatro años ingeniería civil en el Instituto Federal de Tecnología graduándose con un doctorado en Ciencias Técnicas con la tesis Acerca de la plegabilidad de las estructuras.
A lo largo de su dilatada carrera, su trabajo ha recibido innumerables críticas que se derivan precisamente  de la controversial y poco frecuente combinación de arquitectura e ingeniería concebida por una misma persona.
En medio precisamente de una polémica se decidió la realización de la  

Ciudad de las Artes y las Ciencias

Localización. 
Un poco de historia nos permite explicar la situación del proyecto. En 1957, una fuerte crecida del río Turia causó una catástrofe en la ciudad de Valencia. Tras esta tragedia, se decidió desviar el río hacia el sur de la ciudad, y en el cauce ya seco, construir un parque de diez kilómetros de longitud que atravesara la ciudad.
La topografía en la que se implanta el proyecto es llana y está sobre el margen derecho del tramo final del antiguo río Turia. 


Concepto.
La idea fue poder recuperar el área urbana entre el antiguo río y la autopista del Saler brindandole carácter al parque lineal que se extiende a través de la ciudad y es precisamente a esa linealidad del eje a la que se adhieren  la serie de seis edificios proyectados para esta ciudad cultural. Acompañan el sentido del mismo y brindan grandes espacios abiertos y públicos sumando además elementos característicos valencianos.
A lo largo de casi dos kilómetros, con una superficie de 350.000 metros cuadrados, y respetando la tradición mediterránea del mar y la luz, el color azul y el blanco se funden junto con la arquitectura pseudo-futurista del autor.
Cada uno de los edificios proyectados tiene su propio concepto y responde a diferentes funciones. Todos están trabajados con los mismos materiales o los mismos colores, por lo cual se puede entender el proyecto como un “todo”. Además, grandes espejos de agua unifican todas las partes y le dan un sentido común a la obra.

Los 6 edificios

1. Palacio de Las Artes Reina Sofía
Es el edificio principal del conjunto. 
Se ubica sobre el margen occidental del eje.
El edificio cuenta con 37.000 metros cuadrados de superficie, y más de 70 metros de altura.
Sus formas sugerentes recuerdan la actividad náutica sugiriendo a un barco que hubiese encallado en el cauce del antiguo río Turia. 
La cubierta o “pluma” es el elemento estructuralmente más espectacular con 230 metros de longitud y más de 70 m. de altura mientras las dos “cáscaras”, que abrazan el edificio exteriormente, están construidas en acero laminado con un peso aproximado de 3.000 Tn. revestidas por el exterior con recubrimiento cerámico. 
Las dimensiones envolventes máximas del edificio teniendo en cuenta las formas curvas que las conforman son 163 m. de longitud y 87 m. de ancho.
En su construcción de utilizó:
  • Más de 77.000 metros cúbicos de hormigón.
  • con más de 275.000 metros cúbicos de movimientos de tierra
  • cerca de 1.750 metros lineales de pilotes
  • 38.500 metros cuadrados de granito
  • Más de 20.000 metros cuadrados de trencadís
  • Más de 1.450 unidades de puertas
  • 3.360 metros cuadrados de vidrio.
  • Cerca de 20.000.000 kilogramos de acero corrugado estructural
  • Más de 10.000.000 kilogramos de acero estructural
En su interior se va  por el arte, la música, danza, y teatro a través de sus cuatro grandes salas: la Sala Principal, el Aula Magistral, un Anfiteatro, y Teatro de Cámara. También hay una Sala de Exposiciones. 
Los espacios son variados y múltiples. 
Losas en voladizo sobrevuelan a distintas alturas y se unen mediante escaleras ocultas entre las carcasas metálicas laterales, además de los ascensores con vistas panorámicas a la ciudad.

 

2. L’umbracle 

Es una estructura alargada que conforma un espacio al aire libre con arcos fijos y flotantes desde donde puede apreciarse toda la Ciudad de las Artes. 

Está hecho en hormigón blanco, como el resto del conjunto, con una fuerte carga de piezas metálicas. Su estructura se asemeja a una celosía, con sucesión de 55 arcos fijos y 54 flotantes, metálicos. 
La altura máxima, desde el pie de los arcos fijos, hasta la clave de los flotantes, es de 18 metros. 
El paseo cubre su pavimento con madera de Teka, una madera de origen tropical adecuada para su instalación en espacios exteriores, ya que soporta las agresiones del viento y la lluvia con un desgaste mínimo.
En su interior se puede apreciar toda clase de vegetación propia de la zona valenciana (jara, lentisca, romero, lavanda, madreselva, buganvilla, palmeras) así como también un paseo de esculturas contemporáneas.

 

3. L’Hemisféric 

Su aspecto es peculiar, semeja a un globo ocular y está situado frente al L’Umbracle, flanqueado por dos estanques rectangulares al norte y sur.

Su estructura de hormigón armado excepto la cubierta que es metálica, asentada sobre una cimentación a base de pantallas y losas de gran canto. 
La esfera está compuesta de hormigón gunitado sobre estructura formada por meridianos metálicos. La rigidez de la estructura se logra mediante los muros de hormigón armado que cierran la esfera por la zona de acceso, y a través de los forjados de las distintas plantas y de las vigas inclinadas del graderío.
La cubierta metálica está compuesta por cinco arcos rebajados de sección cajón que se apoyan en sus extremos sobre trípodes de hormigón armado en sus extremos. 
Los arcos están unidos entre sí mediante perfiles laminados y vigas cajón curvas.
Los materiales de revestimiento se utilizan buscando el equilibrio entre las superficies de hormigón y el uso del edificio: Pavimentos de granito con diferentes formas y tratamientos, moqueta en paramentos de la sala y estanques, "Trincadis" en la bóveda de hormigón y estanques, y carpintería de acero inoxidable.
L’Hemisféric alberga un espacio tecnológico y educativo, con salas IMAX, medios audiovisuales, la última tecnología, y un planetario. En él pueden dictarse clases, hacer presentaciones, o inclusive espectáculos de entretenimiento.

 

4. Museo de las Ciencias Príncipe Felipe 

Es un edificio de 40.000 metros cuadrados distribuidos en tres pisos. 

Su imagen exterior aparenta ser el esqueleto de algún animal prehistórico o quizás una enorme ballena. 
Es un museo interactivo de ciencia lo que lo convierte en un lugar especial para los jóvenes y niños en donde no existen  señalizaciones de “prohibido tocar” y cada muestra invita a acercarse y participar de ellas.




5. El Ágora
Es una gran plaza cubierta situada entre el puente de l'Assut de l'Or y El Oceanográfico
Su estructura es metálica y está revestida de trencadís azul y cristal. 
Tiene una altura de 80 m. y ocupa una superficie elíptica de 5.000 m2.
Su forma recuerda, según el propio Calatrava, a dos manos entrelazadas pues el Ágora consta en su parte superior de unas alas (los dedos en el símil de las manos) que permiten filtrar la cantidad de luz que entra en su interior.

 

6. El Oceanográfico

Es el mayor museo oceanográfico europeo y el tercero a nivel mundial.
Con sus 110.000 m² y 45.000 especies de todas partes del mundo hacen de la visita un conocimiento exhaustivo de las profundidades marinas. 
Su cubierta en forma de nenúfar es obra del arquitecto Félix Candela, con colaboración de CMD Ingenieros y está constituida por  paraboloides hiperbólicos construidos en hormigón.

La INTENSA experiencia de estar allí...

Al fondo el Palacio de Las Artes Reina Sofía y
L’Hemisféric. L’umbracle reflejado en el espejo de agua. Paseo bajo la estructura del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe
Vistas de El Ágora y el puente de l'Assut de l'Or. Detalle del Trencadís.
El Oceanográfico desde afuera y por dentro. Las lámparas en forma de medusas en el espacio interno que es un restaurant. El Halcón...una de las tantas especies que pueden observarse en el lugar.
« El movimiento confiere otra dimensión a la forma y hace que cobre vida. En lugar de concebir el edificio como un mineral o una roca, lo comparo con el mar y sus olas en movimiento o con una flor cuyos pétalos se abren al alba. »
Santiago Calatrava.



por INTENSA...
comiendo chocolate oscuro.

Fuentes: Wikipedia- Imágenes de Google

Comentarios

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela