Oración del Arquitecto

Voy a orar para ser guiado, y voy a orar como Arquitecto de esta manera:
  • Oh Creador de todas las cosas, ayúdame.
  • El día de hoy saldré al mundo desnudo y solo, y sin tu mano que me guíe voy a vagar lejos de la senda que conduce al éxito y la felicidad.
  • Yo no pido ni oro ni prendas ni incluso la igualdad de oportunidades a mi capacidad, en cambio guíame para que pueda adquirir la habilidad para aprovechar mis oportunidades.
  • Has enseñado al león y al águila cómo cazar y prosperar con dientes y garras. Enséñame a cazar con palabras y a prosperar con amor para que yo pueda ser un león entre los hombres y un águila en el mercado.
  • Ayúdame a permanecer humilde a través de los obstáculos y fracasos pero no ocultes de mi vista el premio que acompañará a la victoria.
  • Asígname tareas en las que otros hayan fracasado pero guíame a arrancar las semillas del éxito de sus fracasos.
  • Confróntame con temores que templen mi espíritu pero dótame de valor para reírme de mis dudas.
  • Dame los días necesarios para alcanzar mis metas pero ayúdame a vivir este día como si fuera el último.
  • Guía mis palabras para que den frutos pero sella mis labios para que no diga tonterías y nadie sea calumniado.
  • Disciplíname en el hábito de intentar e intentar de nuevo pero muéstrame la manera de hacer uso de la ley de los promedios.
  • Favoréceme con el estado de alerta para reconocer las oportunidades pero dótame de paciencia para concentrar mi fortaleza.
  • Báñame de los buenos hábitos para que los malos se ahoguen pero concédeme compasión ante la debilidad de los demás.
  • Házme saber que todas las cosas pasarán pero ayúdame a contar mis bendiciones de hoy.
  • Expónme ante el odio de aquel que es extraño pero llena mi copa de amor para convertir a los extraños en amigos.
  • Todas estas cosas sean por tu voluntad.
  • Soy una uva pequeña y solitaria que soltó la vid y sin embargo tú me has hecho distinto de todos los demás. Por eso tiene que haber un lugar especial para mí. Ayúdame. Muéstrame el camino. Déjame llegar a ser todo lo que planeaste para mí cuando fui sembrada como semilla y seleccionada por ti para germinar en la viña del mundo.
  • Ayuda a este humilde arquitecto. Guíame, Señor.
Intensa....architecto.

Traducción y adaptación libre del texto de "A Salesman's Prayer"  del libro “The Greatest Salesman in the World.” de Og Mandino

Fuente: Google

Comentarios

Publicar un comentario

Hola!
Tu comentario es importante para mi.
Muchas gracias por la visita.
Intensa.

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela