Corazón

 
Y entonces, cuando rendida 
ofrezcas toda tu vida 
perdón pidiendo a mis pies, 
como mi cólera es 
infinita en sus excesos, 
¿sabes tú lo que haré en esos 
momentos de indignación? 
¡Arrancarte el corazón 
para comérmelo a besos!
 
Fragmento de RETO
del poeta colombiano
Julio Flórez (1867-1923)
Foto de Intensa

Comentarios

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela