Jardín encantado


Trabajo de arte sobre fotografía "Jardín Encantado" de Intensa
      Hacía calor como creemos que hace en el infierno. Esa tarde de celebración, todos brindaban y reían con un estruendo que por veces lograba superar las afinadas notas del saxofón que diestramente ejecutaba "Insensatez". 
      En su propio mundo, sentado al centro de aquel barullo, él observaba cada detalle. La regia decoración contratada y a leguas costosa, coordinaba perfectamente con un entorno natural de desmedida belleza en el que las más exóticas plantas parecían gritar "somos Caribe", mientras colibríes y cristofués venían a curiosear el acontecimiento. 
   Anulando aquel escándalo, aquel hombre se aisló por completo en sus pensamientos. Ya hace tanto no se sentía tan a gusto. Ya hace tanto no pensaba en ella. Ya hace tanto creyó que la había olvidado, pero en ese instante se dio cuenta de que no. Miró fijamente el horizonte y en medio de sonidos, personas, mil colores y reflejos de luz, la dibujó. No era perfecta, no era ni siquiera bella, pero fue ella quien con muy poco se hizo suficiente para siempre, a pesar de las camas y las mil horas de lujuria que nunca jamás llenarán el vacío que dejó su partida. Volvió el ruido, se desvaneció el fantasma y el hombre esbouna sonrisa que le salió del alma, así, encantado.

Intensa para su CH O.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela