Vino para ella

   Impaciente es aquel hombre que ha recorrido mundo y hoy se ve, una vez más, sentado en esa sala enorme rodeado de gente de todas las razas y creencias. 
   A su derecha la vista a la pista. A su izquierda el gran espejo, el del truco que hace infinito el espacio, como infinita es su perseverancia. Sabe exactamente a lo que va y en lo que se adentra, le consta que el que persevera alcanza, se centra y admite que el canto de la sirena bien vale la pena. 
   Lleva ganas, lleva ilusión y lleva vino para ella.

Intensa...y su CH. O.


*
“Donde no hay vino no hay amor."
Eurípides

** 
“El vino entra en la boca y el amor entra en los ojos; esto es todo lo que en verdad conocemos antes de envejecer y morir. Así llevo el vaso a mi boca, y te miro, y suspiro.” 
William Butler Yeats

***
“Si los amantes del vino y del amor van al infierno... vacío debe estar el paraíso”  
Omar Jyayam


Comentarios

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela