Tan tontos

Fotografía de Intensa: Brooklyn

Aquellas nubes oscuras, presagio de la inevitable tormenta, siempre estuvieron allí. En la ciudad enorme pudo vérselas desde cualquier rincón. Nada más asomarnos alzando la vista al horizonte bastaba para contemplarlas sobre los techos fríos y blancos que sostienen el distante perfil del corazón ansioso.

Subí tan alto como pude y empinada sobre las uñas de mis pies permanecí inmóvil ante su omnipresencia sin poder pronunciar ni una palabra. Ante mi lo apoteósico y detrás de mis ojos la película entera por última vez sin ánimos de entender nada.

Al salir de la abstracción descubrí que las nubes se desvanecieron y con ellas se fueron también los miedos. Nunca fuimos tan tontos como para creernos ese cuento.

Intensa......comiendo Chocolate Oscuro.


"Transformase el que ama en cosa amada por obra y gracia de alta fantasía; después el corazón ya nada ansía, pues lleva en sí la parte deseada."

Luís de Camões



Comentarios

Entradas populares de este blog

MASTERS. El Pabellón de Barcelona de Mies Van der Rohe

MASTERS. La Villa Savoye de Le Corbusier

Archipiélago de Los Roques en Venezuela